El riesgo de no disponer de un backup

El riesgo de no disponer de un backup

Proteger los datos y archivos empresariales es algo básico. Con ese objetivo, un sistema de copias de seguridad tiene un papel crucial. Tener un adecuado backup supone disponer de un respaldo de protección ante cualquier contingencia y garantizar la continuidad de tu negocio. Se trata de prevenir y de anticiparse a los posibles riesgos que puedan surgirte.

Para ello es imprescindible que tengas guardados todos tus archivos en un sitio seguro y de hacer las pertinentes modificaciones para que la información esté convenientemente actualizada.

Pero tan malo es no realizar una copia de seguridad como hacerla sin los debidos requisitos. En caso de un percance grave grave es demasiado tarde para reaccionar. Por eso conviene actualizar el backup tantas veces como sea necesario. Una copia no actualizada es un mal menor, pero un mal al fin y al cabo.

Otro aspecto muy importante es decidir dónde almacenar las copias. Puedes hacerlo en el disco duro del equipo, en uno externo. Otra solución complementaria y la más segura de todas es tener un backup en la nube, esto te permitirá acceder a tus datos desde cualquier sitio y en unos segundos.

No tener un plan B, es decir, no hacer un backup es un lujo que no puedes permitirte, tanto desde el punto de vista económico como en lo que se refiere a nuestra reputación.